¿Qué tipos de puentes dentales existen? Conoce sus usos

La pérdida de una pieza dental es más común de lo que parece y muchas personas acuden al año a una clínica odontológica buscando soluciones estéticas para su sonrisa.  

Afortunadamente, con los años y los avances tecnológicos ha hecho que los puentes dentales sean una de las mejores soluciones para restaurar la funcionalidad y estética de la pieza o piezas dentales perdidas.

En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de puentes dentales y sus aplicaciones específicas.

Características del puente dental fijo

Una de las soluciones más clásicas y efectivas para restaurante la funcionalidad de nuestra mordida y la estética dental en caso de una pérdida es la colocación de un puente dental fijo. 

Este tipo de puente dental se utiliza comúnmente cuando hay dientes naturales saludables en ambos lados del espacio dejado por el diente perdido. Su diseño consta de dientes artificiales, los pónticos, que están conectados a coronas colocadas sobre los dientes adyacentes, llamados pilares.

Beneficios del puente dental fijo

¿Qué es un puente Cantilever?

Un puente cantilever es una estructura dental que comparte similitudes con el puente fijo, ya que también conecta los pónticos (los dientes de reemplazo) a coronas dentales. Sin embargo, la distinción clave radica en que el puente cantilever se une solo a un lado del espacio donde falta el diente.

Es importante destacar que, aunque el puente cantilever es una opción viable en determinadas circunstancias, su diseño asimétrico también implica consideraciones específicas. La carga masticatoria y las fuerzas oclusales se distribuirán de manera desigual debido a la conexión en un solo lado.

No se aconseja la utilización de puentes cantilever en la región posterior de la boca, ya que en esta área se generan fuerzas masticatorias significativas. Esto puede resultar en un brazo de palanca excesivo sobre el diente de soporte, lo cual no es recomendable.

Puente tipo Maryland o adhesivo

 A diferencia de los puentes tradicionales, el Puente Maryland utiliza un marco metálico delgado con alas que se adhieren a la parte posterior de los dientes adyacentes. Lo que lo distingue es que no requiere un tallado extenso de estos dientes vecinos.

Principalmente, se usan en la zona frontal de la boca, estos puentes ofrecen el beneficio destacado de requerir una preparación mínima de los dientes adyacentes. Sin embargo, es crucial realizar una exhaustiva evaluación de la mordida para determinar la viabilidad de esta opción.

En Clínica López Niñoles ofrecemos soluciones de estética dental mínimamente invasivas. Respetamos todo lo posible para no perder estructura dental y conseguir un buen pronóstico en el futuro.

Si te ha gustado, compártelo:

Agenda tu cita
con nosotros