Pros y contras de la ortodoncia con brackets tradicionales

La ortodoncia es uno de los tratamientos dentales que más ha crecido en los últimos años. El 25% de los adultos jóvenes de entre 35 y 45 años necesitan este tipo de soluciones para corregir su sonrisa. 

Podemos encontramos con diferentes tipos de ortodoncia cuando vamos a un dentista en Alicante, pero hoy nos vamos a centrar en uno de los más utilizados y en un tratamiento tradicional que sigue funcionando hoy en día: los brackets

¿Cuáles son sus beneficios? ¿Y algún contra? Descubre la respuesta más abajo. 

¿En qué consiste la ortodoncia de brackets?

La ortodoncia de brackets es un tratamiento dental destinado a corregir la posición de los dientes y la mandíbula para mejorar la función masticatoria y la estética facial. 

El procedimiento comienza con una evaluación exhaustiva de la boca, los dientes y la mandíbula del paciente. Utilizando radiografías, fotografías y moldes de los dientes, el ortodoncista crea un plan de tratamiento personalizado para abordar la maloclusión específica.

En la cita de colocación de brackets, se limpian y secan los dientes. Se aplica un agente acondicionador y se adhieren los brackets a la superficie frontal de cada diente con un adhesivo especial. Un alambre se pasa a través de los brackets y se asegura con bandas elásticas o ligaduras.

A lo largo del tratamiento, el paciente debe asistir a citas de seguimiento regulares, generalmente cada cuatro a seis semanas. Durante estas visitas, el ortodoncista realiza ajustes en los brackets, como cambiar ligaduras o ajustar el alambre, para dirigir gradualmente los dientes hacia la posición deseada.

Ventajas de los brackets frente a otros tratamientos de ortodoncia

Que se haya convertido en uno de los tratamientos estrella de cualquier clínica dental en Alicante no es para menos. Los brackets ofrecen diversas ventajas a aquellos pacientes que se deciden por este tratamiento. 

  1. Eficiencia en la corrección de los dientes:

    • Los brackets fijos son altamente eficientes para corregir diversos problemas de maloclusión, tales como dientes torcidos, apiñados o separados.
    • La fijación permanente de los brackets permite una aplicación continua de fuerzas controladas sobre los dientes, lo que facilita una corrección efectiva a lo largo del tiempo.
  2. Resultados predecibles:

    • La capacidad de planificación y previsión de resultados es una ventaja clave de los brackets fijos.
    • El ortodoncista puede realizar evaluaciones precisas y utilizar herramientas como modelos 3D para anticipar cómo evolucionará la posición dental durante el tratamiento, proporcionando una mayor certeza sobre el éxito del procedimiento.
  3. Tratamiento personalizado:

    • Los brackets están disponibles en una variedad de materiales, como metálicos, cerámicos o incluso transparentes.
    • La posibilidad de personalizar los brackets permite al dentista adaptar el tratamiento a las necesidades y preferencias específicas de cada paciente, considerando factores estéticos y de comodidad.
  4. Control preciso:

    • El ortodoncista tiene un control preciso sobre el movimiento dental durante el tratamiento con brackets fijos.
    • A través de ajustes regulares, el especialista puede realizar modificaciones específicas en la posición de los brackets y el alambre, guiando con precisión la alineación de los dientes para lograr el resultado deseado.
  5. Menos dependencia del paciente:

    • A diferencia de los tratamientos removibles, como los alineadores transparentes, los brackets fijos requieren menos cooperación activa por parte del paciente.
    • Al estar permanentemente adheridos a los dientes, los brackets trabajan de manera constante, lo que facilita el cumplimiento del tratamiento sin depender tanto de la voluntad del paciente para usar los dispositivos de manera constante.

Contras de la ortodoncia con brackets

A pesar de que ofrece muchos beneficios para el paciente, hay muchas personas que no se decantan por este tratamiento por:

  1. Estética:

    • La visibilidad de los brackets metálicos puede afectar la estética dental, siendo una preocupación especialmente para aquellos pacientes que buscan una opción discreta.
    • Aunque existen opciones más estéticas, como los brackets cerámicos o transparentes, estos pueden ser propensos a mancharse, lo que afecta su apariencia a lo largo del tiempo.
  2. Molestias Iniciales:

    • Después de la colocación inicial de los brackets y durante los ajustes periódicos, es común experimentar molestias y sensibilidad dental.
    • Esta incomodidad suele ser temporal y disminuirá a medida que los dientes se ajusten a la presión aplicada, pero puede requerir un período de adaptación.
  3. Dificultad en la Higiene Oral:

    • La presencia de brackets puede complicar la limpieza dental diaria, ya que los aparatos pueden obstaculizar el acceso a ciertas áreas de los dientes.
    • La dificultad en la higiene oral aumenta el riesgo de acumulación de placa, caries y enfermedades de las encías, haciendo esencial mantener una rutina de higiene oral rigurosa durante todo el tratamiento.
  4. Limitaciones Alimenticias:

    • Algunos alimentos pegajosos, duros o difíciles de masticar deben evitarse para prevenir daños en los brackets y alambres.
    • Esto puede requerir cambios en la dieta del paciente y la necesidad de ser consciente de los alimentos que podrían comprometer la integridad de los aparatos ortodónticos.
  5. Duración del Tratamiento:

    • En comparación con tratamientos de ortodoncia más recientes, como la ortodoncia invisible, los brackets fijos pueden requerir un tiempo más prolongado para lograr resultados óptimos (desde los 18 meses hasta varios años)
    • La duración del tratamiento puede variar según la complejidad del caso, y algunos pacientes pueden encontrar que la duración prolongada es una desventaja en comparación con opciones más rápidas.

Como has podido ver, este tratamiento ofrece diferentes ventajas y desventajas para los pacientes. Pero al ser un tratamiento totalmente personalizado y a medida, estos pueden variar según la persona. 

Por ello, recomendamos consultar con profesionales de la ortodoncia antes de tomar una decisión. ¡Te esperamos!

Si te ha gustado, compártelo:

Agenda tu cita
con nosotros