¿Qué son los implantes dentales y cuándo están recomendados? Guía completa del tratamiento

¿En qué consiste el tratamiento de implantes dentales en Alicante?

¿Sabías que al año se colocan en España entre 1,2 y 1,4 millones de implantes a causa de la pérdida de alguna pieza dental?

En la actualidad, la implantología dental se destaca como uno de los servicios más solicitados por aquellos pacientes que desean mejorar permanentemente su sonrisa y restaurar por completo la funcionalidad de su boca, garantizando resultados naturales en todo momento.

En nuestra clínica dental contamos con los mejores profesionales de implantes dentales en Alicante. Cada día pasan por nuestra consulta muchos casos donde la mejor alternativa es este tratamiento. Son muchas las preguntas que nos hacen nuestros pacientes. 

Así que, qué mejor forma que resolverlas todas en un mismo artículo. ¡Esperemos que os sea de utilidad!

Sobre los implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son dispositivos de titanio o materiales similares que se colocan quirúrgicamente en el hueso de la mandíbula o el maxilar para servir como una base sólida sobre la cual se pueden colocar prótesis dentales, como coronas, puentes o dentaduras. 

Estos implantes actúan como raíces artificiales y proporcionan soporte y estabilidad a las estructuras dentales artificiales, permitiendo restaurar la función masticatoria y estética de los dientes perdidos.

Los implantes dentales son una solución duradera y efectiva para reemplazar dientes perdidos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

¿Cuándo está indicado un tratamiento con implantes dentales?

Un tratamiento con implantes dentales está indicado en diversas situaciones, incluyendo:

  1. Reemplazo de dientes perdidos: Cuando uno o varios dientes están ausentes debido a razones como caries, enfermedad periodontal o traumatismos.

  2. Mejora de la estética dental: Para corregir problemas de apariencia causados por dientes faltantes, mejorando así la sonrisa y la autoestima del paciente.

  3. Restauración de la función masticatoria: Los implantes permiten restablecer la capacidad de masticar y hablar correctamente, lo que mejora la calidad de vida del paciente.

  4. Conservación del hueso dental: Los implantes ayudan a prevenir la pérdida ósea en la mandíbula o el maxilar, lo que puede ocurrir tras la extracción de un diente y la falta de estimulación del hueso.

  5. Estabilización de dentaduras postizas: Los implantes pueden utilizarse para fijar dentaduras completas o parciales, proporcionando una mayor estabilidad y confort al paciente.

¿Qué riesgos hay con los implantes dentales?

A pesar de ser un tratamiento totalmente seguro, como en cualquier procedimiento quirúrgico pueden surgir complicaciones o riesgos. 

Después de la cirugía de implante dental, existe el riesgo de que se produzca una infección en el lugar donde se ha realizado. Esto es debido, casi en todos los casos, por no seguir las recomendaciones de los especialistas y llevar una mala higiene. 

Otras de las complicaciones que puede surgir es que experimentes alguna reacción alérgica a los materiales utilizados en el momento de la intervención. Por ello, antes de tomar una decisión, consulta con el odontólogo todo lo relacionado con este tratamiento y sus materiales. 

En algunos casos, el implante puede no integrarse adecuadamente con el hueso de la mandíbula, lo que puede resultar en un fallo del implante. Esto puede ocurrir debido a factores como la mala salud ósea, la o problemas de cicatrización. 

En los casos más graves, y si la intervención se hace en manos de personas que no son especialistas, pueden causar daños en los nervios, en los vasos sanguíneos u otras estructuras cercanas. 

¿Es un tratamiento hecho para todo el mundo?

Es cierto que en muchos casos los implantes dentales pueden ser una opción viable para la mayoría de las personas, incluso aquellas que tienen condiciones médicas preexistentes como diabetes, hipertensión o enfermedades cardíacas. Sin embargo, es crucial que estas condiciones estén bien controladas antes de proceder con la colocación de implantes.

Considerar la edad es un aspecto crucial antes de considerar la colocación de un implante dental. En primer lugar, es un requisito legal ser mayor de edad para someterse a este tipo de procedimientos. Además, los profesionales médicos aconsejan esperar hasta los 23 o 25 años, cuando el desarrollo facial está completo, antes de considerar la colocación de implantes dentales.

¿Cuánto dura la inflamación después de un implante dental?

Durante los primeros días después del procedimiento, es común experimentar hinchazón, sensibilidad y molestias en el área del implante. Esta inflamación tiende a alcanzar su punto máximo aproximadamente 48 horas después de la cirugía y luego puede comenzar a disminuir gradualmente.

Si la inflamación persiste más allá de una semana o si experimenta síntomas como fiebre, enrojecimiento excesivo o dolor severo, es importante comunicarse con la clínica dental que te realizó el tratamiento. 

¿Cuánto tiempo de vida tiene un implante dental?

La mayoría de los estudios y la experiencia clínica sugieren que los implantes dentales tienen una tasa de éxito alta a largo plazo, con tasas de utilidad que suelen ser superiores al 95% después de cinco años y alrededor del 90% después de diez años. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos son promedios y que la duración real de un implante dental puede variar de un paciente a otro.

Para maximizar la vida útil de un implante dental, es crucial seguir una buena higiene oral, que incluye:

  • Cepillarse los dientes al menos dos veces al día
  • Usar hilo dental regularmente
  • Programar visitas regulares al dentista para chequeos y limpiezas.

Además, es importante evitar hábitos perjudiciales para la salud bucal, como fumar, ya que pueden aumentar el riesgo de complicaciones y reducir la durabilidad del implante

¿Qué tipos de implantes dentales hay?

Existen varios tipos de implantes dentales, cada uno diseñado para abordar diferentes necesidades y situaciones clínicas. 

  • Implantes endoóseos: Son los implantes dentales más comunes y se colocan directamente en el hueso maxilar o mandibular. Estos implantes están hechos típicamente de titanio y se fusionan con el hueso a través de un proceso llamado osteointegración. Son utilizados para reemplazar dientes individuales o múltiples y pueden soportar coronas, puentes o dentaduras completas.

  • Implantes subperiósticos: Se colocan debajo de la encía, pero sobre el hueso maxilar o mandibular. Estos implantes se utilizan cuando el hueso está insuficiente o no es adecuado para soportar implantes endoóseos. Son menos comunes que los implantes endoóseos y se utilizan a menudo en pacientes con una mandíbula estrecha o un volumen óseo reducido.

  • Implantes cigomáticos: Son una opción para pacientes que han experimentado una pérdida ósea significativa en la zona posterior del maxilar superior y no tienen suficiente hueso para colocar implantes dentales convencionales. Estos implantes se anclan en el hueso cigomático (pómulo) en lugar del hueso maxilar y pueden proporcionar una base estable para soportar una prótesis dental.

¿Que no se debe hacer cuando se tiene un implante dental?

¿Estás pensando en realizarte un tratamiento de implantes dentales? Memoriza estos puntos, porque son las cosas que no debes hacer después de la intervención si quieres que el resultado se prolongue mucho años:

  • No fumes, ya que aumenta el riesgo de complicaciones y puede retrasar el proceso de cicatrización. 
  • Evitar consumir alimentos duros o pegajosos, ya que pueden ejercer presión sobre el implante y dificultar la recuperación. 
  • No consumas alcohol en exceso porque interfiere en el proceso de cicatrización de los implantes dentales. 
  • Evita realizar ejercicio intenso durante los primeros días tras la intervención. 

¿Duele la colocación de implantes dentales?

La colocación de implantes dentales generalmente se realiza con anestesia local, lo que significa que el área donde se coloca el implante estará adormecida y no debería experimentar dolor durante el procedimiento.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que es posible experimentar cierta incomodidad o presión durante el procedimiento, ya que el cirujano trabaja en el área de la boca. Además, es posible que sienta una sensación de presión o vibración mientras se perfora el hueso para colocar el implante.

Después del procedimiento, es común experimentar algo de dolor, hinchazón y sensibilidad en el área tratada. Esto puede durar varios días

¿Estás buscando una Clínica Dental en Alicante para mejorar tu sonrisa? En Clínica López Niñoles encontrarás a los mejores dentistas de la ciudad para buscar el mejor tratamiento. El que se ajuste a todas tus necesidades. El tratamiento a medida. 

 

Si te ha gustado, compártelo:

Agenda tu cita
con nosotros