¿Cómo es el procedimiento de colocación de carillas dentales?

clínica dental alicante

Si alguna vez te has preguntado cómo los famosos y las famosas son capaces de lucir unas sonrisas tan blancas y radiantes, hoy vamos a contarte el secreto de muchas de esos dientes que triunfan en las alfombras rojas: las carillas dentales

Las carillas dentales consisten en láminas ultrafinas de porcelana, con un grosor aproximado de 0,5 mm, que se fijan de manera permanente al diente, ofreciendo una resistencia completa. Estas pequeñas prótesis posibilitan lograr resultados impresionantes, mejorando tanto la apariencia de los dientes como la estética de la sonrisa.

Y hoy vas a descubrir el paso a paso que han seguido las celebrities para tener esos dientes tan blancos. 

En la primera consulta

Como profesionales en carillas dentales en Alicante, en Clínica López Niñoles lo tenemos muy claro: queremos la mejor solución para nuestros pacientes. Por ello, durante la primera visita queremos conocer cuáles son sus principales objetivos y sus necesidades. 

Además, también se realizará una evaluación de la salud dental general para asegurarse de que eres un candidato adecuado para las carillas.

Antes de iniciar el tratamiento con carillas dentales, se lleva a cabo una fase inicial crucial. En esta etapa, se realiza una simulación mediante maquetas o Mock Ups, proporcionando al paciente una vista previa de cómo lucirán las carillas una vez colocadas. Esta simulación permite una toma de decisiones conjunta entre el paciente y el odontólogo respecto a la forma y tamaño ideal de las carillas.

Prueba en el paciente

Durante la prueba, se coloca la simulación directamente sobre los dientes para evaluar cómo se integran con la estructura dental existente. Esta fase no solo considera la apariencia superficial, sino también cómo las carillas interactúan con la mordida y la oclusión del paciente. La adaptación adecuada es esencial para asegurar una funcionalidad óptima.

Esto permite al profesional y al paciente observar cómo las carillas afectan la apariencia general de la sonrisa, la alineación de los dientes y otros aspectos estéticos. Así, cualquier ajuste necesario puede ser identificado y abordado de inmediato.

Se pueden modificar la forma, el tamaño o el color de las carillas según las preferencias del paciente, asegurando así que el resultado final refleje sus expectativas y satisfaga sus necesidades estéticas.

¿Se necesita anestesia?

La consideración de la anestesia en el proceso de colocación de carillas dentales es un aspecto crucial para asegurar la comodidad del paciente durante el procedimiento. Aunque, por lo general, la colocación de carillas no suele requerir anestesia local, se valora la sensibilidad individual de cada paciente como una prioridad.

La elección de utilizar o no anestesia local es parte de la personalización del tratamiento. El dentista trabaja en estrecha colaboración con el paciente para entender sus necesidades y preferencias, ajustando el enfoque según la sensibilidad individual y creando así un entorno de tratamiento adaptado a cada caso específico.

Antes de la colocación definitiva, el dentista verifica minuciosamente que las carillas se ajusten adecuadamente a la estructura dental del paciente. Se asegura de que cada carilla se adapte de manera precisa y se alinee correctamente con los dientes adyacentes, garantizando un resultado estético y funcional.

  • Si es necesario, se realizan ajustes finales para perfeccionar la forma y el tamaño de las carillas
  • Después de la verificación y los ajustes finales, se procede a limpiar la zona de trabajo antes de la adhesión de las carillas.

El paso final: la limpieza y colocación

Después de la verificación de ajustes finales, se inicia la fase de limpieza para asegurar que la superficie de los dientes esté libre de cualquier residuo.

Para lograr una fijación segura y duradera, se utilizan adhesivos dentales específicos diseñados para este propósito. Estos adhesivos están formulados para proporcionar una unión fuerte entre la carilla y el diente, asegurando la estabilidad a largo plazo.

Con la zona de trabajo limpia y preparada, el dentista coloca cuidadosamente cada carilla sobre el diente correspondiente.

Una vez colocadas las carillas en su posición final, se utiliza luz especial, a menudo luz LED o lámparas de arco corto, en un proceso llamado fotopolimerización. Esta luz activa los agentes adhesivos, permitiendo que se endurezcan rápidamente y creen una fuerte unión entre la carilla y el diente. 

Ahora ya sabes el procedimiento que han seguido los famosos para lucir su mejor sonrisa en portadas de revistas y eventos. Ahora te toca a ti ser uno de ellos. ¿Quieres que comencemos a trabajar juntos? ¡Ponte en contacto con nosotros y empecemos un tratamiento de carillas dentales!

Si te ha gustado, compártelo:

Agenda tu cita
con nosotros