Preguntas sobre Anestesia Dental

Vamos a hablar acerca de la anestesia dental, un recurso imprescindible que el dentista u odontólogo utiliza con el objetivo de poder someter a un tratamiento específico al paciente, previniendo así el dolor y facilitando el proceso. También vamos a intentar resolver las principales dudas que se plantean muchos pacientes antes de anestesiarse.

Qué es la anestesia dental

La anestesia dental es el tipo de anestesia cuyo objetivo es reducir o eliminar temporalmente la sensibilidad en la boca.

Se trata de una aplicación imprescindible para la realización de multitud de tratamientos, garantizando así por una parte que el paciente no va a sufrir ningún tipo de dolor, mientras que por otra, hace posible el procedimiento odontológico, garantizando la máxima comodidad tanto para el paciente como para el profesional.

Hay que tener en cuenta que, a la hora de elegir el tipo de anestesia que se va a aplicar al paciente, es muy importante que el dentista conozca su historial médico, lo que le permitirá garantizar su seguridad en todo momento.

preguntas-sobre-anestesia-dentista

Qué tipos de anestesia dental hay

Existen cinco tipos de anestesia odontológica que son:

  • Cremas anestésicas y geles anestésicos: son de uso tópico y están pensados para reducir la sensibilidad, aunque es la alternativa menos efectiva.
  • Anestesia local: la anestesia local es la que se utiliza con más frecuencia, y se basa en la interrupción de la transmisión nerviosa en una zona específica.
  • Sedación consciente: está especialmente orientada a la relajación del paciente, evitando así que se pueda poner nervioso.
  • Sedación leve: para esta sedación se aplica óxido nitroso mediante mascarilla, con lo cual el paciente estará mucho más tranquilo y relajado.
  • Anestesia general: en este caso, el paciente pasa a un estado inconsciente, pero debido a los riesgos de la anestesia general, se aplica tan sólo en raras ocasiones en las que sea imprescindible, generalmente cuando hay que corregir deformidades maxilofaciales o posibles alteraciones y tratamientos de mayor complejidad.

Dudas más frecuentes sobre anestesia bucal

Ahora vamos a abordar algunas de las dudas más frecuentes que los pacientes suelen plantear en la consulta dental.

¿Cuánto me va a durar el efecto de la anestesia?

En primer lugar es importante tener en cuenta que, tal y como hemos detallado en el apartado anterior, existen diferentes tipos de anestesia odontológica en función de las necesidades del paciente.

Sin embargo, lo más habitual es recurrir a la anestesia local, que se puede presentar de diferentes formas pero que siempre tiene unas características bastante similares, y en este sentido, es raro que el efecto de la anestesia bucal dure más de cinco horas desde su aplicación.

¿Cuándo podré comer?

En el momento en el que pase el tiempo necesario para que desaparezca el efecto de la anestesia, el paciente volverá a recuperar la normalidad a la hora de alimentarse.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, dependiendo del tratamiento al que se haya sometido, el dentista le dará una serie de recomendaciones acerca de lo que puede comer y lo que no, algo que ya no está relacionado con la anestesia pero sí con dicho tratamiento.

Por norma general, lo más habitual es que durante las primeras 24 horas desde la intervención, se recomiende alimentos de textura blanda, que mejoren la cicatrización y que estén fríos o como mucho algo templados.

¿Me pueden poner anestesia si estoy embarazada?

En el caso de que la paciente esté embarazada, el odontólogo optará por el tipo de anestesia que garantice su seguridad y la del niño, por lo que es importante comunicárselo para que tome la decisión correcta.

¿Qué efectos secundarios puede tener la anestesia?

Aunque poco frecuentes, se podrá observar algunos efectos secundarios entre los que destacan:

  • Caída temporal en la zona de las mejillas.
  • Dificultad para parpadear.
  • Aparición de pequeños hematomas en la zona.
  • Arritmia cardíaca de hasta un máximo de dos minutos.
  • Daño temporal en el nervio que generalmente se recupera en unos días, aunque en algunos casos puede durar meses. Este efecto secundario es muy poco habitual.

¿Qué puedo hacer para que se me pasen los efectos de la anestesia más rápido?

Aunque la anestesia va a estar actuando durante un determinado tiempo (habitualmente entre tres y cinco horas), existen algunos trucos que podemos emplear para conseguir que los efectos disminuyan y se pasen más rápidamente, entre los que destacamos:

  • Masajea tu boca, pero sin apretar demasiado, ya que te puedes lesionar y, al estar anestesiado, no darte cuenta.
  • Mastica lenta y suavemente, con o sin alimentos, estimulando así la circulación sanguínea.
  • Bebe bastante agua, ya que así conseguirás eliminar más rápidamente los restos del medicamento a través de la orina.
  • Pon sobre la zona adormecida una compresa ligeramente humedecida.