Dientes desgastados

Con el paso de los años, son muchas las personas que necesitan someterse a una rehabilitación de boca por la presencia de dientes desgastados o pequeños, de manera que es importante conocer las causas por las que se produce, cuándo es el momento ideal para someterse a la restauración, y por supuesto conoceremos el proceso que se llevará a cabo.

Por qué se produce el desgaste de dientes

La presencia de dientes desgastados y dientes pequeños se puede deber a diferentes razones entre las que destacan las siguientes:

  • El bruxismo es una de las principales razones, y es que son muchas las personas que aprietan o incluso rozan los dientes entre sí de forma involuntaria, tanto por el día como por la noche, lo cual supone una carga oclusal excesiva que da lugar al desgaste o incluso a la aparición de fracturas.
  • Los dientes incorrectamente colocados hacen que el reparto de las fuerzas de masticación se descompense, lo cual da lugar a un desgaste irregular, siendo acelerado en las zonas salientes o que rozan con más frecuencia o fuerza.
  • El desgaste excesivo del esmalte dental por un exceso de ácidos en la boca.
  • La utilización de cepillos de dientes con cerdas excesivamente duras, aumentará el desgaste de la superficie del diente.
  • Malos hábitos como masticar hielo, morderse las uñas, morder bolígrafos o lápices, etcétera, aumentarán también el desgaste.

corregir-efectos-del-bruxismo

Cuándo es el momento de someterse a la rehabilitación de dientes desgastados

Con el paso del tiempo y los malos hábitos, el desgaste de los dientes aumenta de forma considerable, de manera que es importante tener en cuenta los síntomas que se pueden presentar habitualmente para detectar este desgaste anómalo y acudir a un odontólogo de confianza para someternos a una odontología restauradora.

Los síntomas principales que vamos a observar serán los siguientes:

  • Los dientes tienen una apariencia más amarillenta, debido a que el desgaste revela la dentina.
  • Algunos dientes se observan más cortos que otros.
  • Puede haber presencia de pequeñas fracturas en las piezas.
  • Los bordes en sierra también son indicativos de un desgaste excesivo.
  • La presencia de fisuras en el esmalte.
  • Una tonalidad muy transparente del esmalte.
  • Aumenta la sensibilidad dental.

Cómo funciona la odontología restauradora

Es importante tener en cuenta que cada caso se debe analizar por separado, de manera que se realice un estudio que permita conocer el avance y el estado en el que se encuentran los dientes del paciente.

En este sentido, hay pacientes a los que se les debe someter a un tratamiento de ortodoncia, con el objetivo de conseguir que cada diente esté en la posición correcta para mejorar la masticación.

En casos menos avanzados o en los que el reparto sea correcto, se puede proceder a la colocación de carillas dentales, una solución rápida y efectiva que mejora de forma muy considerable la apariencia de los dientes.

Lo más importante es tener en cuenta que, cuanto antes se actúe resolviendo los problemas de masticación o de colocación de los dientes, será mucho más rápido, fácil y económico, además de que se evita tener que sufrir los síntomas descritos anteriormente, y que revelan la necesidad de someterse a una odontología restauradora para solucionar el problema de dientes desgastados o dientes pequeños.