Implantes Dentales

Implante Dental

Actualmente, los implantes dentales son la solución más avanzada para sustituir un diente perdido. El implante se inserta en el hueso del maxilar, por lo que sustituye a las raíces, posteriormente se le coloca una corona como la corona del diente.

El procedimiento tiene varias ventajas, desde la mejora de la función masticatoria, la comodidad y la estética, incluso evitar la migración de otros dientes. Con una tasa de éxito del 99,1%, respaldada por más de 50 años de investigación clínica, se puede afirmar que los implantes dentales son un procedimiento de bajo riesgo, pero, como toda intervención quirúrgica, no se puede descartar por completo la posibilidad de una complicación.

A continuación, hemos reunido todo lo que necesita saber sobre los beneficios y los riesgos de colocarse un implante dental, así como las medidas que se pueden adoptar para evitar complicaciones.

Los beneficios de los implantes dentales

Con los implantes, los pacientes pueden hablar, masticar y reír con total confianza sin tener que preocuparse de que su dentadura postiza se salga de su sitio.

Los implantes dentales ofrecen soluciones altamente estéticas y de aspecto natural para reemplazar los dientes perdidos, y también son increíblemente duraderos siempre y cuando se cumpla una serie de requisitos.

También son mucho más cómodos que los reemplazos dentales tradicionales, ya que funcionan igual que los dientes naturales y no es necesario tallar o recortar los dientes vecinos para colocar puentes fijos.

El material de los implantes es el titanio, un metal resistente a la corrosión, y altamente biocompatible, lo que significa que no es tóxico y no es rechazado por el cuerpo. Es capaz de integrarse en el hueso (osteointegración), lo que garantiza un nivel extraordinario de estabilidad y durabilidad del implante. Los implantes de alta gama son de titanio grado IV, y en el caso de la empresa Straumann pueden llevar una tercera parte de zirconio que le da una mayor resistencia a la fractura.

implantes dentales en alicante

Después de la extracción de un diente se puede perder en los primeros seis meses hasta un 60% del volumen del hueso que existía alrededor del diente; la pérdida depende de varios factores, entre ellos el tabaquismo, biotipos finos, causa de la extracción, pared ósea vestibular fina o desaparecida, etc…

En ocasiones se realiza una técnica de Preservación del Alveolo para minimizar lo máximo esta pérdida; se realiza sobre todo en dientes anteriores.

Si no existe el volumen de hueso suficiente se deben realizar técnicas de Regeneración Ósea tanto en anchura como en altura que deben lograr un volumen de hueso estable y suficiente para un buen pronóstico del implante, así como una estética y función a largo plazo. Esta regeneración ósea puede ser simultánea a la colocación del implante o diferida.

Los riesgos de los implantes dentales

La colocación de implantes dentales, al igual que cualquier otra cirugía, tiene algunos riesgos para la salud. Estos problemas no son muy comunes, y en general son fácilmente tratables. La mayoría de las complicaciones son evitables siguiendo cuidadosamente las instrucciones de su cirujano oral.

Estos riesgos, ya de por sí bajos, también pueden reducirse considerablemente si se elige un dentista experimentado y una clínica de renombre que siga estrictas normas de calidad y protocolos adecuados.

La correcta preparación de la zona de tratamiento y la colocación precisa de los implantes pueden disminuir el traumatismo del hueso maxilar, lo que facilita el periodo de recuperación del paciente.

¿Cuáles son las complicaciones más comunes?

En absoluto son comunes si se utiliza un protocolo de colocación y un producto de calidad correcto.

Entre las complicaciones poco frecuentes se encuentran:

  • Infección en el lugar del implante
  • Lesiones o daños en los dientes, nervios, vasos sanguíneos o mandíbula circundantes
  • Rechazo del implante inmediato
  • Problemas de sinusitis (sólo con implantes en el maxilar superior)
  • Sangrado prolongado

implante dental en alicante

¿Cuándo podemos hablar de complicaciones después de los implantes?

Hablamos de complicaciones y en cierto modo fracaso de los implantes cuando el dolor en la zona continúa después de unos días, así como la inflamación, o apareciera una supuración o absceso.

También que apareciera una movilidad del implante en el caso de que esté expuesto mediante un pilar de cicatrización.

Retracción de las encías, incluyendo la de los dientes vecinos.

Decoloración grisácea de la encía, que es debido a una pérdida del hueso.

Causas de complicaciones y fracaso de los implantes

Infección

La inflamación alrededor del implante suele estar causada por las bacterias presentes en la boca o por falta de una desinfección y esterilización adecuada durante la cirugía.

Historia clínica del paciente

Los problemas de salud o ciertas enfermedades como la diabetes, o los malos hábitos, como el consumo excesivo de tabaco.

Ciertos medicamentos también pueden favorecer el fracaso de los implantes.

Enfermedad Periodontal

También es una causa importante para la aparición de la periimplantitis y el fracaso del implante.

Factores locales

Falta de anchura del hueso en la zona de la colocación del implante.

Fracaso de la regeneración ósea en el caso de que se haya realizado.

En ocasiones falta de suficiente encía adherida alrededor de los implantes que favorezca una unión fuerte de los tejidos blandos (encía) a los pilares que se fijan al implante.

Calidad del hueso

Es muy importante la estabilidad inicial del implante. Si no se considera adecuadamente la calidad ósea, utilizando un protocolo de fresado adecuado y un implante con la calidad y la forma correcta es posible que la estabilidad inicial no se consiga y en el caso de dejarlo expuesto  con un pilar acabe con una movilidad y fracaso.

implantes dentales en elche

Dientes e implantes adyacentes

Es muy importante que entre el implante y el diente adyacente exista al menos 1,5mm de hueso; y entre dos implantes debe existir al menos 3mm de hueso.

En muchas ocasiones se observan implantes muy juntos. No siempre se pueden poner un implante por diente, porque sí existe hueso entre dos dientes por muy juntos que se encuentren, pero no es la distancia adecuada para dos implantes.

Es imprescindible el diagnóstico y un plan de tratamiento adecuado antes de la cirugía de los implantes.

Excesiva carga inicial sobre los implantes

Es muy importante contemplar el período de óseointegración de los implantes.

La colocación de una corona definitiva con forma y oclusión correcta para que no reciba excesivas cargas en la función de masticación.

También en los casos de carga inmediata con una prótesis, unitaria o múltiple, el cuidado y la observación de que no ocurran fuerzas oclusales que puedan producir una movilidad del o de los implantes.

Colocación 3D del implante

El implante no es más que una raíz protésica del implante. Idealmente debe haber una continuación con un perfil adecuado entre el implante y la corona para permitir una fisiología ideal en la boca.

El implante debe estar posicionado en el lugar y la dirección correctos, para ello se debe realizar la cirugía teniendo en cuenta las futuras coronas o prótesis.

Muy importante es la utilización de guías de cirugía guiada perfectamente diseñadas y ejecutadas.